Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Quiche de brócoli y salmón para bebés

Quiche de brócoli y salmón para bebés

Receta de quiche de brócoli y salmón para bebés
Tiempo 50 minutos
Preparación Dificultad media
A partir de 10 meses

Ingredientes

  • Masa quebrada o brisa (de la que venden en el supermercado)
  • 3 huevos
  • Un trozo de queso para rallar (cheddar, parmesano, manchego)
  • 80g de brócoli
  • 150g de salmón sin piel ni espinas (un lomo por ejemplo)
  • Una cebolleta
  • Un chorrito de leche
  • Un poquito de aceite para engrasar el molde

Las quiches suelen encantar a los peques porque pueden comerlas con las manos y además se hacen con cualquier relleno que les guste: verduras, pescado, carne, quesos, etc. Si a tu bebé le cuesta comer verduras o pescado esta es una manera de darle esos alimentos sin que ponga caras raras.

Esta receta se puede preparar como una quiche de tamaño completo en un molde grande o como mini tartaletas si tienes moldes de horno de magdalenas.

Cómo hacer la quiche de brócoli y salmón

  1. Desenrolla la masa quebrada sobre una superficie ligeramente enharinada y deja que se ponga a temperatura ambiente mientras preparas el resto de ingredientes. Si está fría de la nevera se romperá más.
  2. Lava bien el brócoli y córtalo en trozos. Échalo en un cazo, cúbrelo con agua y ponlo a cocer durante 20 minutos.
  3. Cuando queden 5 minutos de cocción añade el salmón al cazo.
  4. Una vez cocidos escurre bien el brócoli y el salmón. Pica el brócoli en trozos muy pequeños y desmenuza el salmón con los dedos, asegurándote que no queda ninguna espina. Pica también la cebolleta en trozos muy finitos.
  5. Coloca la masa sobre un molde de horno ligeramente engrasado con aceite (redondo o cuadrado) y empuja suavemente para que se adapte. No te preocupes si hay pliegues o arrugas, si se rompe utiliza pequeños trozos de masa para cubrir los agujeros. Con un cuchillo corta todos los bordes que sobresalgan del molde.
  6. Espolvorea los diferentes ingredientes (salmón, brócoli, cebolleta) sobre el fondo del molde, que queden bien distribuidos. Después ralla un poco de queso por encima.
  7. Bate los huevos con un chorrito de leche entera y viértelos en el molde. No lo llenes demasiado, sólo hasta 2/3 de la profundidad del molde. Remueve un poquito con un tenedor para asegurarte que se mezclan bien todos los ingredientes.
  8. Hornea a 180ºC durante unos 15-20 minutos hasta que veas que se cuaja y se dora.
  9. Deja que se enfríe antes de sacarla con cuidado del molde. Córtala en trocitos y ya puede comerla tu bebé… ¡y también el resto de la familia!

Trucos y consejos

  • Puedes añadir un poco de eneldo fresco picado para que tenga más sabor.
  • En vez de leche también se puede usar nata, crema fresca, requesón o yogur natural.
  • La masa quebrada también puede hacerse en casa, pero no te vamos a mentir: da mucho trabajo y con un bebé no suele sobrar el tiempo. Pero si te animas lo bueno es que puedes hacer mucha y congelarla.
  • Para que tu bebé pueda tomar esta quiche tiene que haber probado el huevo.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 4

Tu voto: