Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Bocaditos de brócoli

Bocaditos de brócoli

Receta de bocaditos de brócoli para bebés
Tiempo 40 minutos
Preparación Dificultad media
A partir de 10 meses

Ingredientes

  • 550g de brócoli
  • 2 huevos
  • 60g de harina de almendra
  • 75g de queso cheddar rallado (o similar)
  • 2 dientes de ajo
  • Aceite de oliva virgen extra

Estos bocaditos o tots son un plato habitual en Estados Unidos, aunque en su versión de patata. El brócoli no suele gustar mucho a los bebés, sobre todo a partir del año de edad lo rechazan enérgicamente. Por eso la exposición repetida es muy importante para su aceptación.

Crujientes por fuera y suaves por dentro, estos bocaditos son una apuesta segura para que tu bebé acepte comer brócoli.

Cómo hacer tots de brócoli para bebés

  1. Corta los ramilletes del brócoli (no tires el tallo) y pártelos en trozos medianos. Corta los tallos en trozos de unos 2 cm.
  2. Hierve el brócoli en agua abundante hasta que esté tierno. Primero los tallos durante unos 5 minutos y luego los ramilletes otros 5 minutos más.
  3. Una vez cocidos escurre bien el agua del brócoli o los tots quedarán demasiado húmedos y blandos. Ponlo dentro de un trapo o colador y aprieta bien.
  4. Pica el brócoli cocido y los dientes de ajo muy finamente.
  5. En un cuenco grande echa el brócoli picado y añade el queso rallado, los huevos, la harina de almendras y el ajo. Mezcla bien para tener una masa homogénea.
  6. Coge una cucharada sopera de la masa y dale forma de cilindro (como una croqueta pero aplastando los extremos). Ve colocando los tots en una bandeja de horno cubierta con papel de hornear.
  7. Usa un pincel de cocina para pintar los tots con aceite de oliva.
  8. Hornea durante 20 minutos a 180ºC o hasta que veas que estén crujientes y dorados por fuera.
  9. Una vez que estén fríos (cuidado que pueden quemar por dentro) ya los puedes ofrecer a tu bebé ¡Deliciosos!

Trucos y consejos

  • Si no tienes harina de almendras puedes usar simplemente pan rallado o harina de garbanzos.
  • Puedes probar a añadir otras verduras siempre que estén muy picaditas, como coliflor o calabacín.
  • Diferentes tipos de queso pueden dar más o menos sabor. Usa el que más os guste en casa pero cuida que no sea demasiado salado.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 8

Tu voto:

Etiquetas: