Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Sopa de arroz y pollo

Sopa de arroz y pollo

    Receta de sopa de arroz y pollo para bebés
    Tiempo 60 minutos
    Preparación Dificultad media
    A partir de 7 meses

    Ingredientes

    • 185g de arroz (una taza)
    • 2,5 litros de agua (o caldo de verduras, o de pollo)
    • 200g de pechuga de pollo
    • 50g de zanahoria
    • 50g de puerro
    • 50g de calabacín
    • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra

    En realidad esta receta se parece mucho más a unas gachas que a una sopa. Es una receta que está muy rica, es muy nutritiva y encanta a todos los bebés. El arroz proporciona mucha energía en forma de hidratos, además añadimos un poco de proteína con el pollo y un extra de sabor con las verduras.

    Es un plato suave que se digiere muy bien y por tanto puedes dárselo a tu bebé cuando tiene gastroenteritis o diarrea.

    Cómo hacer las gachas de arroz y pollo para bebés

    • Lava y corta todas las verduras en trocitos muy pequeños.
    • Pon el agua (o caldo) en una olla grande. Echa el arroz, las verduras y el pollo entero y calienta hasta que hierva.
    • Remueve sin parar durante 5 minutos, raspando el fondo de la olla para evitar que se pegue. Saca el pollo, córtalo en trocitos muy pequeños con unas tijeras y vuelve a echarlo a la olla.
    • Ahora baja el fuego y tapa la olla a medias. Cuece a fuego lento durante 1 hora, removiendo cada 15 minutos, hasta que los granos de arroz se abran y tenga una consistencia espesa. Vigila la olla para asegurarte de que el arroz no se pega al fondo y no se queda sin agua.
    • Sírvelo en un cuenco y añade un chorrito de aceite de oliva. Remueve bien y cuando esté tibio dáselo a tu bebé ¡Le encantará!

    Trucos y consejos

    • Parece que esta receta lleva demasiada agua pero no es así. El secreto de este plato es que cueza durante mucho tiempo hasta que el arroz se abre y crea una mezcla espesa. Como va a cocer mucho rato, gran parte del líquido se evaporará.
    • Este plato espesa al enfriarse, si ves que queda demasiado denso puedes añadir un poquito de agua o caldo al servirlo.
    • Si vas a usar caldo de verduras o pollo para darle más sabor, recuerda que tiene que ser sin sal.
    • Si tienes el estómago revuelto sírvete una ración en un plato, añade un poco de sal y podrás comerlo tú también. Esta riquísimo de verdad.
    • ¿Te ha gustado? No te pierdas otras recetas de sopas para bebés.

    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 23

    Tu voto:

    También te encantará...