Saltar al contenido
Inicio » Alimentación infantil » Introducir los sólidos a los 4 meses o 6 meses ¿cuándo es mejor?

Introducir los sólidos a los 4 meses o 6 meses ¿cuándo es mejor?

    Bebé de 4 meses comiendo papilla de cereales

    Todavía hay pediatras y médicos que sugieren empezar la alimentación complementaria entre los 4 y los 6 meses, aunque la OMS recomienda esperar hasta los 6 meses. Entre las madres siempre hay muchísima confusión sobre cuándo empezar, e incluso hemos llegado a recibir información diferente para varios de nuestros hijos si se llevan más de 4 años.

    De 4 a 6 meses puede ser un rango enorme, especialmente cuando se trata de bebés y su crecimiento. Entonces ¿cuándo es mejor empezar? En este artículo revisamos algunos de los estudios que sustentan el debate sobre los 4 y los 6 meses y las señales para saber que tu bebé está preparado para los sólidos.

    1. ¿Cómo sé que mi bebé está listo para la alimentación complementaria?
    2. ¿Qué recomiendan los profesionales sanitarios?
    3. ¿Por qué esperar hasta los 6 meses?
    4. ¿De dónde viene la recomendación de los 4 meses?
    5. ¿Hay alguna ventaja en empezar a los 4 meses?
    6. Conclusión
    Bebé comiendo papilla de cereales

    ¿Cómo sé que mi bebé está listo para la alimentación complementaria?

    Permíteme empezar diciendo que tú eres la mamá y la que mejor conoces a tu bebé, así que deberías hacer lo que consideres mejor para él. Además, debes escuchar a su pediatra o médico, especialmente si confías en su opinión y se ha tomado el tiempo de explicarte todas las opciones.

    Estas son las señales que debes buscar, en algunos bebés aparecen a los 5 meses y en otros a los 6. Los bebés están preparados, tanto fisiológicamente como en su desarrollo, para empezar a comer alimentos sólidos cuando:

    • Pueden mantener una posición sentada con poca ayuda (esto es muy importante para la seguridad y reducir el riesgo de atragantamiento).
    • Pueden coger los juguetes y llevárselos a la boca con control y precisión.
    • Muestran interés por la comida.
    • Abren la boca cuando se les pone comida delante o cuando se les pone comida en la cuchara y se les acerca a la boca.
    Madre dando el pecho a su bebé

    ¿Qué recomiendan los profesionales sanitarios?

    La mayoría de las organizaciones sanitarias recomiendan la lactancia materna exclusiva (y/o con leche de fórmula) durante los primeros 6 meses de vida. Así lo recomiendan la Organización Mundial de la Salud, Health Canada, la Academia Americana de Pediatría, UNICEF, Asociación Española de Pediatría, etc.

    En resumen: ¡tu bebé obtiene todo lo que necesita de la leche materna o de fórmula durante sus primeros 6 meses de vida!

    ¿Por qué esperar hasta los 6 meses?

    1. El sistema digestivo de los bebés está más maduro en este momento.
      A los 4 meses el sistema digestivo de tu bebé aún no está maduro, por lo que la introducción temprana de alimentos sólidos suele estar asociada a problemas gastrointestinales como el estreñimiento, los gases, el malestar estomacal, etc. Alrededor de los 6 meses el intestino comienza a cerrarse (también conocido como maduración) y permite una digestión y absorción de nutrientes más óptima.
    2. Si está con lactancia materna el bebé tendrá una mayor protección con anticuerpos.
      Una de las cosas más sorprendentes de la leche materna son los anticuerpos que la madre es capaz de transmitir a su bebé. Sin embargo, las investigaciones sugieren que la inmunidad es más fuerte cuando se le da el pecho exclusivamente. Por lo tanto, cuanto más tiempo se dé de forma exclusiva, mayor será la protección inmunológica de tu pequeño.
    3. El bebé estará más avanzado en su desarrollo y, por tanto, estará preparado para comer sólidos y no sólo líquidos.
      Las investigaciones sugieren que, en torno a los 6-8 meses, los bebés están preparados para manejar los alimentos sólidos y superar la acción de chupar para alimentarse. Aprender a morder, masticar y luego tragar lleva tiempo.
    Cuanto debe comer mi bebé

    ¿De dónde viene la recomendación de los 4 meses?

    La recomendación de los 4 a los 6 meses existe desde hace mucho tiempo. Nuestros padres nos dieron papillas de cereales a los 3 o 4 meses (con la esperanza de que durmiéramos toda la noche….). Por eso algunas abuelas insisten tanto en que si el bebé llora con 4 meses es porque tiene hambre.

    Una de las principales razones por las que los pediatras recomiendan introducir los sólidos (o más bien los purés) a los 4 meses es para prevenir el desarrollo de alergias.

    Pediatra pesando bebé

    ¿Hay alguna ventaja en empezar a los 4 meses?

    El USDA (Departamento de Agricultura de EE.UU.) ha realizado recientemente una revisión bibliográfica sistemática sobre el embarazo y el nacimiento hasta los 24 meses, con todas las investigaciones más recientes sobre la introducción de sólidos/alimentos complementarios.

    ¿La introducción de alimentos complementarios a una edad temprana (4 meses) reduce el riesgo de que mi bebé desarrolle alergias, eczema o asma?

    Los autores de la investigación encontraron que no hay relación entre la edad de introducción y el riesgo de desarrollar una alergia alimentaria, eczema o asma durante la infancia. Dicho esto, introducir los alérgenos tan pronto como se empiece a comer sólidos es una buena idea, aunque la investigación parece sugerir que no importa si es a los 4 o a los 6 meses, por lo que hay que prestar atención a las señales de preparación de tu bebé.

    ¿Qué pasa con los tipos de alérgenos que se introducen? ¿Existen pruebas más sólidas para introducir algunos de ellos antes que otros?

    Los 10 alérgenos más comunes son cacahuetes, trigo, marisco/pescado, leche, mostaza, nueces, huevos, sésamo, soja y sulfitos.

    La recomendación general es introducir los alérgenos en cuanto se empieza a introducir los sólidos. Sin embargo, hay que introducir un alérgeno cada vez y esperar 2-3 días antes de introducir otro. Esto es para asegurarse de que tu bebé no tenga una reacción alérgica y para poder detectar lo que potencialmente ha causado la reacción.

    En lo que respecta a los cacahuetes, los frutos secos y las semillas, hay pruebas sólidas que sugieren que la exposición antes del año de edad y después de los 4 meses puede reducir las alergias a los frutos secos. Las pruebas parecen ser más sólidas en el caso de los bebés con mayor riesgo de desarrollar una alergia (los que tienen dermatitis atópica o eczema grave y/o alergia al huevo).

    La conclusión es que se recomienda introducir los alérgenos comunes durante el primer año de vida (después de los 4 meses), pero las pruebas parecen ser más sólidas para reducir el riesgo de alergia a los cacahuetes y frutos secos.

    ¿Existe alguna relación entre la introducción de sólidos y el aumento de peso o el crecimiento?

    A veces se presiona a las madres para que empiecen la alimentación complementaria antes de tiempo porque:

    1. Tienen un bebé grande y se les dice que necesitan más alimentos/calorías para mantenerlo satisfecho
    2. Tienen un bebé pequeño y les preocupa el crecimiento, por lo que se les dice que empiecen a comer sólidos antes de tiempo.

    Hay evidencia moderada que sugiere que la primera introducción de cualquier alimento o bebida complementaria entre los 4-5 meses de edad en comparación con los 6 meses de edad NO está asociada con el peso, la longitud, la composición corporal o la salud general en los bebés sanos a término.

    Además, hay algunas pruebas (aunque limitadas) que sugieren que la introducción de alimentos complementarios (sólidos) antes de los 4 meses se asocia con mayores probabilidades de tener sobrepeso en la infancia.

    Es decir, el crecimiento de tu bebé no debería verse influenciado por el hecho de que empieces con los sólidos a los 4 meses o a los 6 meses.

    ¿La introducción temprana de los sólidos (4 meses frente a 6 meses) mejorará el estado nutricional de mi bebé?

    Los estudios revisados hasta el momento no encontraron ventajas o desventajas a largo plazo respecto al hierro en bebés sanos a término que fueron amamantados, alimentados con fórmula o una combinación de ambos, tanto si los sólidos se inician a los 4 como a los 6 meses. Aún no hay suficientes pruebas para informar sobre otros nutrientes como el zinc, la vitamina D, B12 y otros.

    Verduras para purés de bebé: calabacín, zanahoria, coliflor, brócoli, calabaza

    Conclusión

    No hay una respuesta correcta o incorrecta cuando se trata de empezar la alimentación complementaria, sigue las señales de tu bebé para decidir cuándo está listo para tomar alimentos sólidos.

    Si los 4 meses te parecen demasiado pronto, no te sientas presionada para empezar en ese momento, ya que las investigaciones sugieren que no hay ninguna diferencia y que tu bebé tiene un poco más de tiempo para permitir que su sistema digestivo madure.

    Recuerda que al empezar a introducir los sólidos, éstos siempre son complementarios a la leche de tu bebé (ya sea leche materna o de fórmula). Empieza despacio y si tu bebé no está interesado vuelve a intentarlo otro día. Además durante los primeros 1-2 meses de introducción de sólidos las tomas de leche serán bastante similares, ya que sigue siendo su principal fuente de nutrición (y no te preocupes, le está dando todo lo que necesita).


    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 1

    Tu voto: