Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 4 a 6 meses » Croquetas de verduras al horno

Croquetas de verduras al horno

Tiempo 55 minutos
Preparación Dificultad media
A partir de 6 meses

Ingredientes

  • 50g de cebolla morada
  • 250g de calabacín
  • 100g de zanahoria
  • 150g de champiñones frescos
  • 50g de harina de garbanzo
  • 3 cucharadas de caldo de verduras o agua
  • Aceite de oliva virgen extra

Ya sabéis cuánto disfrutan los peques con las croquetas: son sabrosas, fáciles de coger y blanditas. Pues con esta receta sorprendente y saludable tu bebé disfrutará con las croquetas y además comerá montones de verduras.

Cómo hacer croquetas de verduras para bebés

  1. Pela la cebolla, las zanahorias y el calabacín. Ralla todas las verduras con un rallador grueso.
  2. En una sartén amplia echa un chorrito de aceite de oliva y sofríe las verduras a fuego lento durante unos 5 minutos.
  3. Limpia los champiñones con un trapo húmedo y quita el extremo arenoso del tallo. Pica los champiñones muy finito y añade a la sartén. Sofríe 5 minutos más.
  4. Echa las cucharadas de caldo o agua a la sartén, tápala y deja cociendo a fuego suave otros 10 minutos.
  5. Pasado ese tiempo o cuando las verduras estén tiernas añade la harina de garbanzos y remueve bien hasta obtener una pasta homogénea.
  6. Saca la masa a una fuente o bandeja y déjala enfriar, si tienes prisa puedes hacerlo en la nevera.
  7. Con la masa fría coge porciones y dales forma de croqueta con las manos. Ve colocándolas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear.
  8. Precalienta el horno a 200º C. Mete la bandeja con las croquetas en la bandeja del medio y baja la temperatura a 180º C con calor arriba y abajo.
  9. Hornea las croquetas durante 10 minutos o hasta que comiencen a tener un ligero color dorado.
  10. Saca las croquetas del horno y espera a que estén tibias para que pueda comerlas tu bebé ¡Buen provecho!

Trucos y consejos

  • Para limpiar los champiñones no conviene meterlos debajo del grifo pues se llenan de agua y luego la sueltan durante la cocción. Usa un trapo húmedo o una brocha para retirar los restos de arena que puedan tener.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 4

Tu voto: