Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 10 a 12 meses » Albóndigas de merluza

Albóndigas de merluza

    Receta de albóndigas de merluza para bebés
    Tiempo 40 minutos
    Preparación Dificultad media
    A partir de 10 meses

    Ingredientes

    • 500g de lomos de merluza
    • 1 huevo
    • 50ml de leche
    • 100g de pan duro
    • Un diente de ajo
    • Un puñado de perejil
    • Una cebolla
    • Caldo de pescado
    • Harina para rebozar
    • Aceite de oliva suave (para freír)

    Las albóndigas de merluza son sabrosas, tiernas y fáciles de digerir, por eso son perfectas para que nuestro bebé coma pescado. Además sin tener que preocuparnos por las espinas.

    Cómo hacer albóndigas de pescado para bebés

    1. Pon al fuego una olla con los lomos de merluza y unas ramas de perejil. Cubre con agua y deja que cueza todo durante 20 minutos, cuela y reserva el caldo.
    2. Corta el pan duro en trozos pequeños y ponlo a remojo con la leche. Cuando esté blandito escúrrelo para eliminar el exceso de leche.
    3. En un bol grande desmiga los lomos cocidos, asegurándote que no queda ninguna espina.
    4. Añade al bol el huevo, un poco de perejil picado y el pan remojado. Mezcla bien con la mano todos los ingredientes.
    5. Con la masa forma bolitas, las rebozas con harina y las vas reservando en una fuente. Si ves que la masa te ha quedado demasiado líquida para moldearla añade un poco de pan rallado.
    6. Fríe las albóndigas en una sartén con abundante aceite dejándolas un par de minutos por cada lado, hasta que estén doradas. Retíralas a un plato con papel de cocina para eliminar el exceso de aceite.
    7. Para hacer la salsa pica el ajo y la cebolla en trocitos muy pequeños. Ponlos en una cazuela con un chorrito de aceite de oliva y sofríelos.
    8. Añade un par de dedos del caldo de pescado que reservaste al cocer la merluza (o si tienes alguno más sabroso mejor) y deja cocer 10 minutos.
    9. Echa las albóndigas a la cazuela de la salsa y cocina 10 minutos más removiendo de vez en cuando.
    10. Retira del fuego, espera a que estén tibias y ya están listas para comer.

    Trucos y consejos

    • Puedes comprar los lomos de merluza congelados (ya vienen sin espinas) o pedirle al pescadero que te los limpie. Si le indicas que son para tu peque seguro que los deja impecables.
    • También se pueden preparar con cualquier otro pescado blanco: bacalao fresco, dorada, besugo, gallo, etc.
    • Un buen acompañamiento para esta receta son unas patatas fritas, puré de patata o arroz blanco.

    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 27

    Tu voto:

    También te encantará...