Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Albóndigas de lentejas y verduras

Albóndigas de lentejas y verduras

Receta de albóndigas de lentejas para bebés
Tiempo 120 minutos
Preparación Dificultad media
A partir de 7 meses

Ingredientes

  • 200g de lentejas
  • Una cebolla
  • 2 zanahorias
  • Un puerro
  • 4 champiñones
  • Un diente de ajo
  • 3 cucharadas de caldo de verduras
  • 3 huevos
  • 100g de harina de garbanzos
  • Aceite de oliva virgen extra

Una forma diferente de que tu bebé coma lentejas y verduras. Le encantarán estas sabrosas albóndigas que puede coger con sus propias manitas.

Las lentejas son fuente de proteínas vegetales y minerales como el hierro y el calcio, además de vitaminas del grupo B y ácido Fólico. Todo un superalimento para tu bebé.

Cómo hacer albóndigas de lentejas para bebés

  1. Pon las lentejas a remojo con agua el día anterior.
  2. Cuece las lentejas en una cacerola con abundante agua fría durante unos 30-35 minutos o hasta que estén tiernas pero no demasiado blandas. Cuando estén hechas escúrrelas y déjalas enfriar.
  3. Mientras cuecen las lentejas puedes preparar las verduras. Pela o lava toda la verdura (cebolla, puerro, champiñones, zanahoria y ajo) y pícala muy finita.
  4. Calienta un poco de aceite de oliva virgen extra en una sartén y sofríe las verduras a fuego medio-bajo. Primero el ajo y la cebolla unos 10 minutos, luego el puerro y la zanahoria 5 minutos más y por último los champiñones.
  5. Añade el caldo y sofríe 5 minutos más, retira del fuego y deja enfriar.
  6. Cuando esté todo frío mezcla bien las verduras con las lentejas, los tres huevos y la harina de garbanzos hasta tener una masa homogénea.
  7. Deja la mezcla en la nevera una hora para que se enfríe y tome cuerpo.
  8. Pasado ese tiempo ya podremos hacer las albóndigas, coge porciones de la mezcla, haz bolitas y las vas colocando en una fuente apta para horno.
  9. Precalienta el horno a 200º C y hornea durante 30 minutos con calor arriba y abajo.
  10. Sácalas del horno y cuando estén tibias están listas para comer ¡Que aproveche!

Trucos y consejos

  • Estas albóndigas son un poco menos jugosas que las de carne así que es buena idea acompañarlas de salsa de tomate frito casera.
  • Las verduras se pueden variar según lo que tengas en la nevera o lo que esté de temporada. Por ejemplo berenjena, apio, calabaza o calabacín.
  • Puedes darle más sabor usando especias como curry suave, comino, pimentón dulce, orégano, etc.
  • Si la masa te queda demasiado seca añade un poco más de huevo y si está demasiado húmeda más harina de garbanzos o un poco de pan rallado.
  • Si no quieres usar el horno haz pequeñas hamburguesas con la mezcla y cocínalas a la plancha en una sartén con un poco de aceite, por las dos caras hasta que estén doradas.

¿Te ha gustado?

0 / 5 Votos 10

Tu voto:

Etiquetas: