Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Paté de hígado de pollo rico en hierro

Paté de hígado de pollo rico en hierro

    Receta de paté de hígado rico en hierro para bebés
    Tiempo 30 minutos
    Preparación Fácil
    A partir de 7 meses

    Ingredientes

    • 225g de higaditos de pollo
    • 125g de cebolla
    • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
    • Una rebanada de pan blando

    El hígado de pollo contiene todos los aminoácidos que tu bebé necesita para desarrollarse. Es una fuente increíble de hierro (8,5mg por cada 100g), vitamina A, vitamina B12 y otras vitaminas del grupo B. También contiene selenio y zinc para reforzar el sistema inmunitario.

    Lo que hace que el hígado sea tan nutritivo es su alto contenido de estos nutrientes esenciales, muchos de los cuales son escasos en las dietas de los bebés. Sólo es necesario comerlo en pequeñas cantidades y por eso este paté es perfecto.

    Cómo hacer paté de hígado para bebés

    1. Pon los higaditos de pollo en un cazo con abundante agua.
    2. Pela la cebolla, córtala en trozos grandes y échala al cazo.
    3. Pon el cazo a fuego alto hasta que el agua empiece a hervir y luego baja el fuego a medio-bajo con una tapa. Cuece de 15 a 20 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que los hígados estén hechos y no haya carne rosa o morada en el interior.
    4. Escurre la carne y la cebolla y deja que se enfríen unos minutos. Pásalos al vaso de la batidora o trituradora y tritura a máxima potencia hasta formar una pasta.
    5. Añade el aceite de oliva y continúa batiendo hasta que esté todo mezclado. Puedes echar más aceite para suavizar la consistencia del paté.
    6. Tuesta ligeramente el pan y retira la corteza.
    7. Extiende un poco de paté de hígado de pollo sobre el pan tostado (1 cucharada máximo, no más de 1 ó 2 veces por semana). Congela el resto en pequeños recipientes o en una bandeja de cubitos de hielo para futuras comidas.
    8. Ofrece el paté sobre la tostada a tu bebé ¡Ñam ñam!

    Trucos y consejos

    • Este paté tiene un sabor fuerte, si tu bebé no lo quiere puedes probar a suavizarlo poniendo encima una capa de compota de manzana u otras frutas dulces (mango, pera, frambuesa, etc). También puedes añadir una cucharada de paté a los purés de verduras dulces (zanahoria, calabaza o boniato) y luego triturar para que se mezcle todo bien.
    • El hígado de pollo tiene mucha vitamina A, un nutriente esencial pero que no debemos dar en exceso al bebé. Por esta razón hay que limitar la cantidad que damos: 1 a 2 cucharadas de hígado de pollo una vez a la semana es suficiente.
    • El paté de hígado de pollo se conserva en un recipiente hermético en la nevera durante 2 días o en el congelador durante 3 meses.

    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 5

    Tu voto:

    Etiquetas: