Saltar al contenido
Inicio » Recetas para bebés de 7 a 9 meses » Bolitas de brócoli, pollo y patata

Bolitas de brócoli, pollo y patata

    Receta de bolitas de brócoli y pollo para bebés
    Tiempo 60 minutos
    Preparación Superfácil
    A partir de 7 meses

    Ingredientes

    • 50g de pechuga de pollo.
    • 2 patatas pequeñas
    • 4 o 5 arbolitos de brócoli (unos 30g)
    • Aceite de oliva virgen extra

    Ricas no… ¡Riquísimas! Estas bolitas de brócoli, pollo y patata son increíbles y lo mejor es que son facilísimas de hacer.

    Contiene una de las verduras más nutritivas: el brócoli, generoso en minerales y vitaminas, especialmente vitamina C. El pollo es una carne blanca con bajo contenido en grasa y por lo tanto de fácil digestión. En este caso, usaremos patata que, no solo aportará hidratos y fibra, sino también será el alimento que nos ayude a formar las bolitas ligando todos los ingredientes.

    Siempre que las hago en casa triunfan, además es una receta muy saludable ya que todos sus ingredientes están cocidos.

    Cómo hacer bolitas de brócoli con pollo para bebés

    1. Pela las patatas, lava el brócoli y retira los tallos.
    2. Pon agua en una olla y cuando entre en ebullición, introduce los alimentos en este orden: primero el pollo, cuando lleve cociendo 10 minutos, añade la patata y por último, añade el brócoli cuando la patata lleve 10 minutos hirviendo. Deja cocer todo junto entre 10-15 minutos más y escurre.
    3. Deja que enfríen y desmenuza el pollo con las manos o con la ayuda de dos tenedores.
    4. Aplasta la patata con un tenedor. Haz lo mismo con el brócoli asegurándote que retirar toda el agua.
    5. Echa todos los ingredientes en un bol y remueve hasta que la mezcla sea homogénea.
    6. Haz bolitas con las manos y ponlas en un recipiente para el horno.
    7. Añade un chorro de aceite de oliva virgen extra sobre las bolitas.
    8. Precalienta el horno a 180º y hornea las bolitas unos 20 minutos.
    9. Deja que enfríen… ¡y a comer!

    Trucos y consejos

    • Puedes hacer más cantidad y guardarlas en la nevera en un táper hermético. Cuando se los quieras ofrecer a tu bebé, solamente tendrás que hornearlas.
    • Prueba a utilizar otras verduras: espinaca, guisantes, coliflor…
    • Puedes utilizar otro tipo de carne que le guste a tu bebé: pavo, conejo, cerdo…

    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 28

    Tu voto:

    También te encantará...