Saltar al contenido
Inicio » Alimentación infantil » Alimentos que ayudan a reducir el estreñimiento del bebé

Alimentos que ayudan a reducir el estreñimiento del bebé

    Alimentos que ayudan a reducir el estreñimiento del bebé

    Esther González Por Esther González · Dietista-Nutricionista con especialización en nutrición pediátrica

    El estreñimiento es un síntoma y trastorno digestivo, cuya causa principal en bebés sanos suele ser una dieta pobre en fibra o baja en calorías. 

    La fibra, además de su conocido papel en la mejora de la salud intestinal, se asocia también con la prevención de enfermedades cardiovasculares, diabetes tipo II y algunos tipos de cáncer. Además, en niños pequeños, una ingesta alta de fibra se asocia a dietas más ricas en nutrientes. 

    Descubre también 10 recetas para aliviar el estreñimiento de tu bebé

    1. La clave está en los alimentos con fibra
    2. Cereales integrales
    3. Legumbres
    4. Frutas y verduras
    5. Líquidos

    La clave está en los alimentos con fibra

    Aunque no existan recomendaciones sobre la ingesta de fibra antes de los 2 años, se aconseja la introducción progresiva de alimentos que la contengan a partir de los 6 meses con el inicio de la alimentación complementaria. 

    De forma general, el plato de tu bebé en las comidas principales debería estar formado por:

    • Alimento energético: cereales y derivados como el pan, tubérculos como patata y boniato, aguacate, frutos secos triturados, …
    • Alimento rico en hierro: carne, pescado, legumbres, huevo, …
    • Verdura y/o fruta

    Siguiendo este esquema podrás asegurar más fácilmente un aporte adecuado de fibra en la alimentación de tu peque, prestando atención, sobre todo, a 4 grupos de alimentos que son claves para una buena salud intestinal: cereales integrales, legumbres, fruta, verduras y hortalizas.

    Cereales integrales

    Cereales integrales

    La Agencia Española de Pediatría recomienda priorizar los cereales integrales, es decir, el grano completo (germen, endospermo y salvado) frente al cereal refinado, desprovisto del salvado, la parte rica en fibra y vitaminas del grupo B y el germen, rico en ácidos grasos, minerales y vitaminas. 

    Así, versiones como la pasta y el pan integral, los copos de avena, el maíz en grano o en copos, cuscús integral, pseudocereales como la quinoa… serían algunos de los cereales que podrías ofrecer a tu bebé.

    Legumbres

    Las legumbres reducen el estreñimiento del bebé

    En cuanto a las legumbres, por su gran valor nutricional y en concreto, su contenido en fibra, también deberían formar parte de la alimentación de tu hijo desde el inicio de la alimentación complementaria. Sería interesante que se las ofrecieras entre 3-4 veces por semana, sin embargo, la Fundación Española de la Nutrición (FEN) en su último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, muestra que apenas se consume una ración a la semana. 

    Algunos ejemplos de legumbres que puedes darle serían: lentejas, garbanzos, habas, alubias, guisantes, soja, altramuces y azukis. 

    Frutas y verduras

    Las frutas y verduras reducen el estreñimiento del bebé

    Por último, las frutas y las verduras destacan también por su alta densidad nutricional, ricas en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra. 

    Se recomienda que los niños, al igual que los adultos, consuman 2 raciones de verduras y hortalizas diarias y 3 raciones de fruta al día. Esta última puedes ofrecérsela a tu bebé junto con las comidas principales, entre horas o de postre.

    Destacar que un zumo de fruta, aunque sea natural, está desprovisto de la fibra que contiene la fruta entera, además de aumentar su valor calórico, disminuir su poder saciante y aumentar el azúcar sanguíneo tras su ingesta. 

    Por lo tanto, los zumos de fruta no son equivalentes nutricionalmente a las frutas enteras al carecer de fibra y no estimular la masticación, factores favorables para el tránsito intestinal. 

    En el grupo de las frutas podríamos destacar por su efecto favorable en el estreñimiento: la naranja, el kiwi y los cítricos en general, además de las ciruelas.

    Líquidos

    Los líquidos reducen el estreñimiento del bebé

    Como hemos visto, una dieta rica en fibra tiene un papel fundamental en el tránsito intestinal de tu bebé, pero es importante destacar que no solo la fibra es necesaria, también es importante una buena ingesta de líquido, por lo que es interesante que empieces a ofrecerle agua con el inicio de la alimentación complementaria y la presencia de grasa en la dieta, principalmente a través del aceite de oliva virgen extra. 

    No debemos obviar tampoco el reflejo intestinal de ir al baño y no reprimir la defecación. Por ello, crear un buen hábito desde pequeños es un factor importante también a tener en cuenta para conseguir una buena salud intestinal en tu hijo.

    En resumen, para evitar y/o mejorar el estreñimiento en tu bebé a partir de los 6 meses, es importante ofrecerle una alimentación saludable rica en frutas, verduras y hortalizas, priorizar los cereales integrales e incluir legumbres varias veces por semana. Además de asegurar un aporte adecuado de grasa saludable, ofrecer agua a demanda y crear un buen hábito de ir al baño.


    ¿Te ha gustado?

    0 / 5 Votos 7

    Tu voto: